domingo, 3 de junio de 2012

MADRE(Un canto a la esperanza)


Hoy me he lanzado al camino polvoriento, mi niño se ha puesto mal, ya he perdido otros hijos… He sentido mi corazón apretado al verle con la piel hirviendo, sus ojos cerrados y sin su sonrisa, que alumbra mi vida… Y me dije, “no va a pasar de nuevo”. Caminaré hasta encontrar un campamento y alguien que cure a mi niño y me devuelva la esperanza. Él me observa y a pesar de que no habla su mirada me dice: “madre, ¿adónde vamos?, ¡me siento mal!” Y tú no tienes fuerzas…
Sí, le digo,  tú, descansa en mis brazos que mis piernas no flaquearán mientras tus ojos me miren, yo podré llegar, habrá personas que curen tu mal y devuelvan tu sonrisa. Tú sabes que sin ti, mi vida no vale nada…

Mi piel está seca y mis pechos casi vacíos, pero al llegar todo cambiará. Ya verás. Tú piensas en la estrella que nos guía y resiste.
Sus ojitos se cierran de cansancio y debilidad, lo miro y me digo ¡podré! ¡llegaré! Y nuestra mala vida cambiará, tendremos comida y dejaré de llorar por las noches, pensando en mi destino.
Al final del camino tendremos paz y tal vez todo cambie, tal vez tú sonrías, tal vez mi vida encuentre la luz, tal vez…
NORA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada