viernes, 15 de febrero de 2013

VIVIR Y FILOSAR,



   COMO DIRÍA EL ESCRITOR  FERNÁNDEZ FLORES.
 
 
                     CARNAVALES.      UNA OPINIÓN.
 
 
Tendría yo unos ocho años cuando vi por primera vez los carnavales, y la verdad me causó mucha tristeza, llovía y el suelo sin asfaltar estaba enfangado, las personas caían sin control con sus consecuencias,pero lo que más me impactó en medio  de cánticos y jolgorio fue ver a los hombres vestidos de mujer y a las mujeres vestidas de hombres, no comprendí aquella farsa.

 
Hoy después de muchos años, muchos, pienso que se deberá a algún deseo oculto de las  personas de cambiar de sexo y aprovechan la permisibilidad del momento para hacerlos.
 Que duda cabe de que los carnavales sirven de divertida expansión, pero tampoco podemos ignorar que a la sombra de ellos se han cometido infinidad de abusos y crímenes  como los de  Brasil,años si, y otros también, se han aprovechado los carnavales para hacerlo con la complicidad e impunidad de la máscara, los mayores abusos, robos, violaciones y crímenes, siendo las autoridades impotentes de controlarlas.

Si retrocedemos en el tiempo,a los carnavales que aun perduran en Venecia, que horrores se leen de ellos, donde se desataban todas las venganzas políticas y sentimentales,donde las máscaras amparaban los mas abyectos crímenes, impunes a las leyes y la justicia.
Desde luego que hoy y cada día hay abusos, y se rompen las reglas establecidas por la ley, pero como decía el padre Coloma en su libro ( Pequeñeces, ) nunca con tanta libertad. 
Desde luego los carnavales son buenos y malos, según el cristal con que se miren, los malos dejar salir fuera nuestros peores sentimientos y los sanos y buenos como los de Tenerife, este año por desgracia con un grave accidente, o los de Cádiz alegres y picarescos, felicidad y atracción de grandes y pequeños,
Hay para escoger que duda cabe.
 
                                                  Una alumna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada