martes, 26 de febrero de 2013

RECORDANDO AL POETA ANTONIO MACHADO

.
Me permito recordar aquí su poema (DETRAS DE LOS CRISTALES LLUEVE Y LLUEVE) Y yo me aplico la frase para decir, (DETRAS DE LOS CRISTALES NIEVA Y NIEVA)

Llevo tres días recluida por fuerza mayor, viendo nevar, y quiero aprovechar la ocasión para hablar de su riqueza, no puedo ocultar que soy nacida en el campo, labriega, y así como la lluvia a su tiempo es beneficiosa, la nieve es un tesoro, primero vemos el gozo infantil jugando con ella o haciendo muñecos, el beneficio que supone en los lugares de expansión y deporte, su blancura deslumbrante.

Claro  también tiene sus inconvenientes para desplazarse al trabajo, y los viajes interrumpidos  por su causa. Pero sigo pensando en su riqueza que compensa los contras, empapa la tierra mansamente, riega en profundidad  y mata parte de las plagas que dañan los cultivos. Para el pueblo rural es la promesa de su compensación a tantas fatigas y trabajos ingratos, aun creo recordar a los viejos decir:" mal año tenemos, no hay nieve".
Para sembrar se dejaban la piel para levantar la tierra y tirar el poco grano que les permitía lo árido del terreno y confiaban que el cielo bendito les mandara una misericordiosa lluvia para que germinara el grano, a veces tan mísero que se secaba antes de dar la espiga, y el año era tan largo....y dependían tantas necesidades de ello que cuando no llegaba el tesoro de la nieve, el año era amargo y duro para toda la familia, ( "año de nieve año de bienes" ) dice el refrán popular, y que sabio es, cuando la nieve es abundante al deshelarse se llenan los pantanos y los ríos para regar los campos y dar riqueza general, cosechas abundantes que alimentan a buenos y a menos buenos. Yo siempre veo la botella medio llena, y confío en el mundo y en la bondad de la humanidad sino como  podría yo haber superado mis traumas del pasado  sin amargura ni resquemor, por un miserable que existe hay cuatro buenos, dispuestos a echar una mano, solo basta con tener fe en muchas clases de  nieves... y sus beneficios.
Viva la nieve y mi clausura obligada, que me permite ver su belleza y beneficio.

                           PAQUITA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada