viernes, 16 de mayo de 2014


 

 
Nubes  traviesas y enigmáticas, que flotan a la deriva, buscando de qué forma ocultarse  a los ojos del viento.

Tratan por todos los medios, que tienen a su alcance, de hacer desaparecer montes y montañas   al observador  de a pie. Discurren  flotando  suaves….y lentas como grandes copos de algodón.  seguramente necesitan refugio sin  sobresaltos , y el monte se lo brinda , las cobija , casi  hasta las suaves  laderas , un juego interminable , que perdura hasta que el intruso viento  hace acto  de presencia y las dispersa .

Luego de algunos forcejeos, el viento  logra su cometido, brindándole  espacio al sol, eterno rey.

Las nubes lentamente  y con desgano , se retiran hacia otros lugares , donde volverá  a comenzar el juego interminable , interviniendo en el , la montaña , el viento y la nube , promotora de ocultamientos  y sugestivos telones , maravillando a todo aquél  , que levanta su  vista hacia las nubes majestuosas ,buscadoras de pleitos …..

Admiramos una y otra vez, su belleza en el monte, que nos presagia  nuevos cambios, cual pinturas maravillosas, dignas de ver.

                                                                                NORA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada